• 8S4M5148
  • lapa_de_gargantans_2
  • Milagros de Amil1
  • 8s4m6621
  • c.s.xusta1
  • rapa_07
  • Casa Cultura 1
  • C.Amil3
  • petroglifos de ardegán 1

Arquitectura


Moraña posee unas ricas y antiguas raíces, y una de sus manifestaciones es toda una serie de construcciones salpicadas por todo el ayuntamiento durante miles de años, utilizando como principal materia prima la piedra. Con la romanización también llegó la cristianización de estas tierras y de los pueblos que los habitaban, y fruto de eso fué la proliferación de templos –de los que destacan de época románica las iglesias de San Pedro de Rebón y San Martiño de Gargantáns-, capillas y hermidas, y construcciones civiles, como pazos y casonas blasonadas, testigos de la residencia de familias nobles poseedoras de grandes propiedades en la zona, y cuyas viviendas fueron rehabilitadas y utilizadas como atractivo del turismo rural.

ARQUITECTURA CIVIL
Casas Brasonadas: Son antiguas casonas de piedra como se refleja en los escudos de armas esculpidos en sus fachadas.

Casona de Rial: Situada en la parroquia de Santa Xusta, es de origen medieval. El escudo que exhibe en su fachada se encuentra en perfecto estado de conservación y tiene un importante valor histórico. En sus orígenes fue propiedad de una familia noble de la época.

Casona de Sorrego: Es una casa-torre de antigua fortaleza feudal con escudo de armas situada en la parroquia de San Lourenzo.

Casona da Rapeira: De origen medieval, posee un valioso escudo de armas, símbolo de toda una jerarquía familiar que refleja la grandeza y riqueza de sus antiguos propietarios. Está situada en la parroquia de Santa Xusta.

Torre Medieval de Amil: Situada junto a la Casa rectoral de Amil, se considera que este importante baluarte arquitectónico podría pertenecer a la Edad Media, debido a su forma redondeada. Se cree que antiguamente existía otra torre de similares características, hoy desaparecida.

Pazo da Buzaca: Al margen derecho de la carretera autonómica que lleva a Campo Lameiro, concretamente en la parroquia de San Lourenzo, se levanta este pazo del siglo XVIII sobre la base de una fortaleza almenada de época medieval. En este pazo existe una de las mejores labras heráldicas de Galicia con las armas de la familia “Varela de Cerda”, una de las más ilustres de la época con posesiones por toda la comarca. El origen de la familia propietaria se remonta a descendientes de Ramiro I de Aragón y a su esposa doña Ermisinda, de la Casa Real de Francia. En la actualidad funciona como establecimiento de turismo rural. Tiene trece habitaciones, dos de ellas suites, y piscina al aire libre. El edificio principal está formado por tres espacios:

- La casa grande: dependencias donde residían los señores.
- La galería. Antiguas cuadras de la propiedad.
- La caza: pequeña dependencia de dos plantas donde residían los caseros. Recibe este nombre porque desde ella se contemplan los montes donde se acostumbraba cazar.

La propiedad está circundada por un antiguo muro de piedra que rodea unos 40.000 metros cuadrados de jardines y huerta, donde se erigen una torre, un palomar y dos hórreos de más de 10 m de largo.

Pazo de San Roque: Perteneciente a la parroquia de San Pedro de Rebón, está situado siguiendo el desvío hacia la Amil por la carretera de Porráns a Cuntis.

Pazo da Toxeiriña: Perteneciente a la parroquia de Santa Cruz de Lamas cuenta con una planta en Z y está compuesta de tres cuerpos, una escalinata de acceso con balaustrada y una galería apoyada en pilastras. En una finca de mediana extensión con jardines amplios, el pazo posee una galería con más de treinta ventanas, salones enormes y muchas habitaciones. En la actualidad está rehabilitado y habitado.

Fuente medieval de Santa Xusta: Fuente milagrosa situada detrás de la Iglesia Parroquial de Santa Xusta que pertenece al siglo XVI. Parece ser que fue descubierta a principios de los años treinta, después de estar enterrada muchos años, fruto de la revelación de una mujer que le apareció al sacerdote. La fama de sus aguas curativas, pues tenía propiedades milagrosas curando heridas y otros males, se extendió por toda la geografía gallega y acercaba a multitud de personas para saborear el agua que curaba todos los males. Incluso se llegó a comercializar como jabón dentro y fuera de Galicia. Esta atracción duró algunos años en la década de los años treinta y supuso un importante movimiento económico para la zona. Sin embargo, las autoridades provinciales de la época consideraban peligrosa el agua de la fuente y ordenaron que se cortara la suministración de un manantial que, según ellos venía de abajo del cementerio.

Fuente de Rozavella: Situada en el lugar de Rozavella, Amil, esta fuente fue construida por el arriero D. Sebastián de Castro. Ante la dificultad de obtener el agua en el lugar donde vivía para mantener a sus animales y familia, optó por cavar una pequeña mina en las inmediaciones de su hogar y le imploró a la virgen la necesidad de encontrar el agua tan deseada. La virgen le cumplió este deseo, pues empezó a brotar agua en abundancia, y este en gesto de agradecimiento mandó realizar una imagen de la virgen en piedra y a continuación construyó la fuente de piedra en ese lugar presidida por la imagen de la virgen.
Casas rectorales: Casa rectoral de Amil Casa rectoral de Cosoirado Casa rectoral de Saiáns Casa-Torre dos Soto (San Lourenzo).

ARQUITECTURA RELIGIOSA

Iglesias: Moraña fue un territorio rural de difícil y tardía romanización (aproximadamente en el s. IV), en el que se fueron extendiendo poco a poco las creencias religiosas cristianas (muchas costumbres paganas fueron asimiladas por el cristianismo), y que con el paso del tiempo arraigaron y convirtieron a muchas de estas gentes en creyentes devotos como lo atestiguan hechos, costumbres, leyendas o festividades, junto a toda una serie de construcciones de motivo religioso, repartidos por todo el ayuntamiento y de las que muchas muestras llegaron a nuestros días. En todas las parroquias existen sus respectivas iglesias parroquiales, como la Iglesia parroquial de S. Martiño de Laxe que tiene la particularidad de guardar en su interior una cruz de plata de principios del s. XVIII, obra del platero compostelano Domingo Trianes. Existen dos iglesias parroquiales que destacan artísticamente por su origen románico: la Iglesia de S. Pedro de Rebón y la Iglesia de S. Martiño de Gargantáns.

Iglesia de San Pedro de Rebón. Perteneciente a los s. XII-XIV, a lo largo del s. XIX sufrió una serie de modificaciones en su estructura inicial. El templo conserva capiteles y canecillos de su fábrica original, además del ábside románico en la que se abre una ventana con un santo colocado en el alféizar. Presenta un ábside semicircular, con columnas apoyadas con capiteles figurados sobre los que se apoya una cornisa. En el tramo central está colocada una ventana en arco, sobre ella un rosetón similar al del Mosteiro da Armenteira y a los pies un santo. Destacan los canecillos con animales y figuras humanas. En el interior conserva el arco triunfal en herradura apoyado sobre columnas lisas con capiteles figurados.

Iglesia de San Martiño de Gargantáns:
Perteneciente a los s. XII-XIII, posee numerosos elementos propios del estilo arquitectónico románico que se conservan a pesar de las reformas de su estructura a lo largo de los siglos. Aún así, se mantiene el ábside semicircular original de la nave, donde el armazón de sus bóvedas y el arco triunfal muestran un monumento de pleno período románico, y la parte del muro sur. El ábside se abre a la nave en su parte interior por un arco triunfal de medio punto sobre columnas de fuste liso y capiteles de decoración vegetal; en su parte exterior la dividen cuatro columnas apoyadas con capiteles decorados, mientras que en el tramo central lleva un rosetón con celosía tallada en moldura redonda lisa con decoración geométrica. El rosetón está flanqueado por dos ventanas acabadas en arco de medio punto con celosías y el reborde de la iglesia presenta una ornamentación variada.

Otras Iglesias.
Iglesia Parroquial de Amil
Iglesia Parroquial de Cosoirado
Iglesia Parroquial de San Lourenzo de Moraña
Iglesia Parroquial de Lamas Iglesia
Parroquial de Santa Xusta de Moraña
Iglesia Parroquial de Laxe Iglesia
Parroquial de Saiáns Santuario de los Milagros de Amil

Capillas o Hermidas. Las capillas o hermidas son iglesias de pequeñas dimensiones normalmente levantadas en honor a algún santo o santa, donde se realizan celebraciones esporádicas y puntuales. Destacan la Capilla de la Virgen de la Merced (Lamas), la Capilla de Mos (Sayáns), la Capilla de Santa Margarita y la Capilla de la Virgen de los Milagros de Amil. Esta última es una capilla de estilo neoclásico tardío de la segunda mitad del siglo XVIII que está situada en el lugar de A Chan, Amil. Fue levantada por el labrador y arriero Sebastián de Castro después de encomendarse a la virgen para encontrar un manantial de agua. Al serle concedido este deseo mandó tallar una imagen, la de la Virgen de los Milagros, y levantó la hermida en 1780, que fue reconstruída en el siglo XIX, entre 1845 y 1869. Sorprende su simplicidad geométrica octogonal presidida por un gran pórtico clásico en su entrada que acaba en un frontón triangular sobre el que se levanta una torre campanario de dos cuerpos. Tiene tres puertas de acceso, las tres adinteladas. En el interior de la capilla destaca el camerino, habitual de los santuarios marianos, donde está situada la imagen barroca de la virgen con el niño y dos grandes murales coloristas del pintor Rafael Úbeda. Al santuario se accede a través de una amplia escalinata, realizada entre 1948 y 1952, que se inicia en su parte baja, donde existe una fuente con la imagen de la virgen que es de 1778. En esta capilla se honra a la Virgen de los Milagros, origen de la romería del mismo nombre.

1 comentario on This Post

  1. Eduardo Néstor Moraña Mata
    25 septiembre, 2012 - 21:51

    Buenos días, soy un argentino hijo y nietos de gallegos, que, por parte de padres son de Pontevedra, de Meis, y en mi viaje por España pasé a recorrer los lugares de origen de ellos, aunque quedé con ganas de ir a Moraña, de donde quizás anteriormente haya salido el apellido.
    Mi padre fue José Moraña Fariña (nacido en 1921) y mi abuelo Manuel Moraña Moraña (alrededor de 1890), y me gustaría saber si hay algún dato que me conecte con ese municipio.
    Por mi parte, soy ingeniero rural, y si en algo puedo ayudar al concello desde aquí, a sus órdenes.
    Muchos saludos.
    Eduardo Moraña Mata

Deja un comentario

El Tiempo en Moraña

Enlaces Destacados

Recollida Selectiva e Reciclaxe Centro de Investigación e Divulgación do Patrimonio Cultural Telefonos de Interese Plan Urbanístico Novo Plan Xeral Perfil del Contratante Plan Operativo de Promoción da Saúde e Prevención de Drogodependencias Oficina Virtual do Oral Programa de Prevención e Redución do Abandono Escolar